Victoria's Wedding: Los cuentos se hacen realidad

¿Quién dijo que los cuentos de hadas no existen?

Madre mía!!!!! Pero que bonito cuento ha resultado la boda real de este fin de semana... No he parado de emocionarme al ver a los novios nerviosos y prodigándose infinidad de miradas de cariño y complicidad. Ha sido un largo y duro camino de 7 años hasta llegar a donde están, pero después de la ceremónia del sábado ha quedado patente el fuerte amor que les une.


No hemos parado de ver muestras de cariño, palabras de admiración,...Y, los felices que se ven. Dan una envidia...



Hace unos años cuando vi la boda de los príncipes de Asturias me lleve un desengaño. Aparte del día que hubo y de alguna anecdota para olvidar, me resulto una boda demasiado fría y protocolaria. No sé, se supone que uno se casa una vez en la vida y para siempre y las muestras de cariño, fueron,...¿Ninguna?

Desde niñas crecemos con las pelis de Disney en las que los principes y las princesas se casan por amor y después de luchar contra mil impedimentos, vencen y viven, felices para siempre.
Gracias a Dios, hay veces que los cuentos se vuelven realidad y este fin de semana, la nobleza sueca nos ha permitido soñar un poco.


La novia, para el que según ella, es el día más importante de sus vidas, escogió un bello vestido de raso en color crema del diseñador sueco Pär Engsheden. Me encanto la sobriedad del vestido que como si de una sola pieza se tratara sólo llevaba un fajín abotonado detrás y un escote en V en la espalda. Excelente elección para contrarestar la majestuosidad de la corona con camafeos que llevaba. ¡Impresionante!



Como detalle, la inmensa cola de 5 metros con un velo de encaje que fue el mismo que lució la reina Silvia de Suecia el día de su boda hace 34 años. Los zapatos de la Maison Roger Vivier los cicieron especialmente para ella. Lo único que no me gustó de su atuendo fueron los pendientes, largos y con unos camafeos también.


Entre los detalles bonitos de la boda, el momento en que el rey le regala una rosa a su esposa en muestra de amor por sus 34 años de casados. El momento en que el novio le lee un discurso a su ya, esposa y le dice un "Te quiero tanto", que hace llorar a la futura reina. Ayyyy!!!!!!.... Si es que soy una Romántica empedernida.


Entre las invitadas, la hermana de la novia, la princesa Magdalena, lució muy guapa,como siempre, con un vestido en color azul celeste. Pero, esta vez le quitó el protagonismo su mama, la reina Silvia que estaba divina con su elección.


La infanta Elena, por muy patriotica que quisiera ir y muy goyesca,... En fín,... Por un momento he echado de menos a Marichalar. En cambio, la reina Sofía, ha hecho alarde una elegancia sublime. Muy acertado su vestido.



Rosario Nadal, acompañada de su ex Kyril de Bulgaria, muy elegante con un vestido en corte imperio.



De las demás, pues, la verdad, bastante decepcionada, esperaba más.

La princesa Letizia y su vestido en nude, no me han convencido, además, como ya he dicho en otro post, me preocupa su delgadez, es demasiado excesiva.


La infanta Cristina y Alexia de Grecia patinaron con sus elecciones, sobretodo la última, se puso como 20 años encima.



Y, la que me ha desilusionado un montón ha sido Rania de Jordania. Parece mentira, con lo que es esta mujer, pero ni el vestido , ni el peinado, han estado a la altura de lo que nos tiene acostumbrados.



Y, a vosotr@s qué os ha parecido esta boda tan de cuento?

Os dejo fotos para soñar y para que opinéis.

Un besote enorme a tod@s.

Keep in touch blogger@s!





Pics: www.hola.com
Publicar un comentario